Cómo reproducir escalares

El escalar (Pterophyllum scalare) también conocido como Pez ángel, es uno de los cíclidos más populares para acuario.

En tiempos recientes han aparecido multitud de variedades diferentes de pez escalar y raro será que no encuentres uno que te guste.

A mí me encanta el Manacapuru y el Dantum, que se supone que es un cruce entre Pterophyllum scalare y Pterophyllum altum que lo hace un poco más estilizado. Éste último es el que tengo y creo que sí tiene el cuerpo un poco más estilizado que el escalar clásico que podemos encontrar en las tiendas.

Escalar Dantum
Escalar Dantum
Pez ángel manacapuru
Pez ángel manacapuru

¿Qué parámetros de acuario necesito para reproducir el pez ángel ?

pH: 6 – 7.5 (flexible siempre y cuando se eviten cambios bruscos).
Rango de temperatura: 24 – 30° C. Yo los tengo a 26.
KH: 6 – 10 dKH (20-200 ppm).
Tamaño mínimo del acuario: 80- 100 litros. Para reproducirlos es mejor dejar la pareja sola en un acuario. Esto hará que estén más tranquilos. Cuando están reproduciéndose en un comunitario están muy agresivos y nerviosos, lo cual estresa a ellos mismos y al resto de peces del acuario que son perseguidos en cuanto se acercan a la zona de puesta. Un cubo de 40x40x40 o 45x45x45 es lo más típico para dejar a la pareja de pez escalar.

¿Qué diferencias hay entre machos y hembras en el pez escalar?

No hay diferencias externas distinguibles entre los machos y las hembras salvo en el momento de la reproducción.

La manera de diferenciarlos es en el momento de la reproducción prestando atención a la forma de su área genital. En la hembra es redondeado (ovopositor) y en el macho es más puntiagudo (espermiducto).

Lógicamente una vez que los veamos hacer la puesta, ya estará claro quién es quién.

Diferencia entre macho y hembra

¿Cómo elijo mis escalares para la reproducción?

La mejor manera de asegurarse al menos una pareja joven es elegir 5 o 6 ejemplares perfectos de un gran grupo de ángeles jóvenes.

Este método es más barato que la compra de reproductores adultos que pueden estar cerca del final de su etapa de cría. Cuando vayas a comprarlo, obsérvalos bien y selecciona sólo los que tienen las aletas superiores e inferiores rectas y las “antenas” perfectas, sin que se doblen ni se doblen en ellas. Deben ser fuertes, robustos y activos.

Los peces ángel que se alimentan activamente significará que crecerán rápidamente, y tendrán una alta tasa de producción de huevos en las hembras. Una vez que comprados, los puedes colocar en un acuario de como mínimo 80 litros (a ser posible de cierta altura) para crecer y finalmente aparearse. Si los alimentas bien con una buena selección de alimentos vivos, crecerán rápidamente y alcanzarán rápidamente el tamaño del reproductor.

¿Cómo se reproduce el Pez escalar?

Los ángeles forman una pareja monogámica estable. Como regla general, los peces ángel de agua dulce ponen sus huevos en algunas superficies verticales: enganches, hojas planas, tubos del filtro e incluso en una de las paredes del acuario. Los criadores a menudo ponen algunos conos, tubos de plástico o de cerámica para que los peces pongan sus huevos sobre ellos.

Al igual que todos los cíclidos, cuidan su descendencia. Los padres cuidan de sus huevos y cuando aparecen los juveniles, siguen cuidando de ellos hasta que empiezan a nadar por su cuenta.

Muy a menudo descubrimos que el desove ha comenzado sólo cuando vemos huevos en un rincón del tanque y todos los demás habitantes del acuario en el otro extremo. Pero si estás atento, verás a una pareja que se está preparando para desovar. Se mantienen unidos, ahuyentan a otros peces, limpian la zona elegida para la puesta y guardan algún rincón en el tanque.

Por lo general, los peces ángel de agua dulce se reproducen a la edad de 8-12 meses y pueden poner huevos cada 7-10 días, si sacas los huevos del tanque. Cuando la pareja de peces está lista para desovar, eligen el lugar en la urna y comienzan a limpiarlo. Entonces la hembra pone una línea de huevos y el macho los fertiliza inmediatamente.

El proceso continúa hasta que todos los huevos son puestos y fertilizados (lo más habitual son varios cientos de ellos. He leído que incluso pueden llegar a poner 1.000). Los padres cuidan de sus huevos, los abanican con sus aletas, comen huevos sucios o no fertilizados (se vuelven de color blanco opaco).

En varios días los huevos eclosionan, pero las larvas permanecen pegadas a la superficie donde se hizo la puesta. En este momento la larva no come, sólo consume el contenido del saco vitelino. Aproximadamente una semana después, la larva se convierte en juvenil y comienza a nadar.

Los juveniles pueden ser alimentados con nauplios de artemia y otros alimentos para juveniles. Los juveniles deben ser alimentados 3-4 veces al día (o incluso más) con porciones que puedan comer en 2-3 minutos.

En un tanque que tenga juveniles dentro es mejor usar un filtro interno de esponja, ya que de esta manera la filtración es suficiente y el filtro no aspira a los juveniles dentro. Muchas veces incluso se mantienen sin filtración ya que se realizan cambios de agua importantes todos los días. Se habla incluso de que los alevines producen algún tipo de hormona que inhibe el crecimiento del resto y por ello es imprescindible realizar grandes cambios de agua. Hasta donde yo he leído, esto no está demostrado, pero tiene mucho sentido según la experiencia de los criadores.

La limpieza del agua es tan importante como la alimentación, porque, por lo general los juveniles mueren con más frecuencia debido a que son muy débiles.

Una pregunta muy común es: ¿Por qué comen sus huevos? Puede ser causada tanto por el estrés, cuando los peces desovan en un tanque comunitario, como cuando la pareja de peces es joven y no tiene experiencia. Si se comen algún huevo puntualmente, es casi seguro debido a que no está fertilizado y puede contaminar el resto de la puesta (lo que mencioné anteriormente de los huevos blanquecinos).

 

¿Te ha gustado la información?
[Total: 1 Average: 4]