Lámparas y luces para acuario en 2019

Lámparas y luces para acuario en 2019

El mundo de la iluminación de acuario… Un tema bastante complicado si quieres aprender todo lo que hay detrás: espectro de luz, fotoperíodo (decir que la RAE acepta tanto fotoperíodo como fotoperiodo. Me surgió la duda y me vi “obligado” a buscarlo), temperatura de color, lumens, lux, … pero más sencillo de lo que parece si nos quedamos con lo clave.

Lo más importante que debes saber es que no hay una norma a cumplir para todos tus acuarios. La luz necesaria será distinta en función de las plantas de acuario que quieras introducir.

Sí, las plantas son las que demandan iluminación, porque si por los peces fuera, ellos estarían encantados de vivir en una semipenumbra tranquilizadora.

Bueno y nosotros como espectadores también demandamos luz porque queremos tener un acuario bonito a la vista.

Tengo una como la tercera para un pequeño acuario de 18 litros y da una luz más que suficiente. Un pelín azul para mi gusto pero nada exagerado.

Como estaba contento con esta lámpara, he comprado otras dos para el acuario grande y aquí tienes el resultado:

Mi acuario con dos luces LED de 10 watios
Mi acuario con dos luces LED de 10 watios

Es un acuario Aqualantis Evasion Column 125 con el que tengo problemas en la tapa que no he sido capaz de solucionar y he pensado que con esta alternativa podía quedar bien. ¿Qué te parece? Yo creo que queda más que decente, teniendo en cuenta que tiene 130 litros con 50 centímetros de profundidad.

También tengo una como la que pongo a continuación y ésta sí que da una luz  perfecto para mi gusto. Calculo que tendrá unos 6.000 grados Kelvin. Además es bastante fino (unos 3 centímetros) de modo que estéticamente no es horroroso como ésos que tienen la parte trasera muy ancha y abultada.

La iluminación del acuario es tanto una característica de diseño, en cuanto a como nos gustará verlo, como una necesidad práctica para el correcto funcionamiento del círculo vital que se desarrolla dentro de él.

La suave iluminación interior de un acuario iluminado lo convierte en un elemento importante de la decoración de la sala. Y tanto los peces como las plantas necesitan luz para desarrollarse. Pero determinar cuánta luz necesitan nuestros peces y plantas, puede ser difícil.

En general, debes iluminar tus acuarios entre 8 y 12 horas de luz cada día (10 horas es un buen punto de partida). Pero este rango es bastante amplio, y determinar el tiempo que debes tener encendidas las luces de tu acuario cada día depende de diversos factores como, por ejemplo:

  • Cantidad y tipo de plantas de acuario.
  • Luz ambiente que tiene la habitación.
  • Especies de peces que mantienes.
  • Cantidad de algas de acuario presentes.

Necesidades de luz para las plantas acuáticas. ¿Cuántas horas debo tener encendida la luz de acuario?

Una razón principal para que utilices iluminación suplementaria para acuarios es proporcionar la luz necesaria para que las plantas acuáticas vivas puedan realizar su necesaria fotosíntesis. Al igual que las plantas terrestres, las plantas acuáticas utilizan la luz para sintetizar los alimentos a partir del dióxido de carbono y el agua, y obtienen esta luz tanto de la luz ambiental de la habitación como, y fundamentalmente, de la iluminación suplementaria del acuario.

Si hay plantas vivas en el acuario, muy probablemente será necesario maximizar el período de iluminación suplementaria. Las plantas requieren hasta 12 horas de luz al día, pero el tiempo exacto dependerá de la configuración del acuario y de las especies de plantas. Si, por otro lado, tu tanque no tiene plantas acuáticas vivas, las horas de luz para tu acuario sin plantas serán menos, sólo lo que sea necesario para los peces, y además no necesitaremos tanta potencia.

Te recomiendo que las plantas acuáticas que introduzcas, sean compatibles con los peces de acuario que compres: plantas tropicales para los acuarios con los peces tropicales; plantas de agua fría templadas para los tanques con especies de agua fría. Por lo tanto, los niveles de luz también deben ser elegidos para que coincidan con la inclinación natural de las plantas.

Cuando introduzcas nuevas plantas vivas en tu acuario, es preferible dejar la luz encendida por períodos de tiempo más largos; esto le da a las plantas una mejor oportunidad de echar raíces y crecer vigorosamente a medida que se van estableciendo.

Luz ambiente en la habitación del acuario

El tiempo necesario que debes mantener encendidas tus lámparas de acuario dependerá también de la cantidad de luz ambiental que ya esté presente en la habitación. Incluso es posible que no necesites ninguna iluminación adicional si, por ejemplo, tu acuario se encuentra en una terraza soleada o una habitación orientada al sur con muchas ventanas.

Sin embargo, y por lo general, la iluminación ambiental de la habitación es a menudo bastante indirecta, y casi seguro necesitarás encender las luces del acuario durante al menos unas cuantas horas al día. Pero una habitación con buena iluminación ambiental no necesitará de 8 a 12 horas de luces de acuario iluminadas.

También es bueno dejar la iluminación del acuario encendida durante más tiempo en invierno, cuando la luz natural es menor debido a la estación, para un mejor crecimiento de las plantas del acuario. A medida que los días se alargan, el período de iluminación del acuario se puede acortar, si se cumple alguna de las opciones que mencioné previamente.

Necesidades lumínicas en función de las especies de peces

Cuando pensamos en los peces, la iluminación del acuario depende más de ti (como ya mencioné previamente) que de los propios peces. La iluminación en una urna de acuario, nos hace más agradable y fácil la contemplación de nuestros peces de acuario, pero a ellos no les afecta en gran medida.

La propia naturaleza de un acuario, con sus cuatro lados de cristal y su tamaño relativamente pequeño, hace que la mayoría de los peces reciban más luz que en sus entornos naturales, en algunas ocasiones incluso aunque no usemos pantallas de iluminación suplementarias.

A la mayoría de los peces no les importa tener más luz (aunque tampoco les genera ningún beneficio), pero algunas especies, tales como cíclidos y tetras, prosperan con menos luz, y demasiada iluminación suplementaria del acuario puede afectarles negativamente.

Piensa en las condiciones que una especie de pez concreta experimenta en la naturaleza al determinar cuánta luz necesitas. Los peces tropicales viven bajo condiciones lumínicas que proporcionan unas 12 horas de luz cada día, así que la lógica sugiere que un acuario con los peces tropicales necesitará probablemente una combinación de la luz ambiente y del acuario de aproximadamente ese tiempo. Por otro lado, las especies de aguas frías como los goldfish (Carassius auratus) y los danios (peces cebra) provienen de zonas de clima templado, donde las horas de luz diurna varían según la estación del año. En este caso, tal vez quieras variar la cantidad de luz a lo largo del año, pero para no complicarnos en exceso, esto lo puedes obviar.

Luz de acuario y algas

Si el exceso de algas es un problema en tu acuario, uno de los factores que contribuye es generalmente demasiada luz. Las algas son plantas diminutas, y demasiada luz causa demasiado crecimiento de algas. Reducir el tiempo de encendido de las luces del acuario a ocho horas, o un poco menos si es necesario, ayudará a reducir el crecimiento de algas.

Si controlas los niveles de algas que hay en tu acuario, puede ayudarte a determinar si la iluminación es apropiada. Si comienzas a ver un exceso de algas, acorta el fotoperiodo para retardar el crecimiento de las algas. Ten en cuenta que, según los peces de acuario que tengas, tal vez no te interese eliminar las algas por completo. Por ejemplo, los Otocinclus no estarán muy contentos si les quitas todas las algas.

La luz solar directa tiende a crear más algas que la luz artificial. Un acuario cerca de una ventana soleada puede tener menos iluminación suplementaria que uno en una pared interior, y aún así tener muchas más algas.

Un truco que leí en una ocasión, y que tiene todo el sentido del mundo por las diferencias que hay entre las algas y las plantas “superiores”, es dividir el fotoperiodo en dos partes con unos 90 o 120 minutos de oscuridad/penumbra entre ellas. La teoría dice que las algas necesitan más tiempo para adaptarse al cambio de luz a oscuridad y viceversa, mientras que las plantas lo hacen de manera instantánea. Según esto, cuando encendemos las luces del acuario, las plantas se ponen rápidamente a funcionar a “máxima potencia” mientras que las algas aún están desperezándose.

Controlando la iluminación de tu acuario

El mayor obstáculo para mantener un período uniforme de iluminación en el acuario es conseguir encender y apagar las luces a la misma hora todos los días. Para esto tienes una solución sencilla y barata.

Compra un temporizador de encendido y apagado y conecta la iluminación en él. Ajusta las horas de encendido y apagado para obtener el período de luz deseado. Los temporizadores de encendido y apagado son muy recomendables para cualquiera que tenga un acuario

Podrás encontrar la versión típica análogica con una rueda que gira marcando la hora y la versión digital, más compleja pero que tiene mayores posibilidades. Para la iluminación del acuario, con uno analógico vamos sobrados.

Iluminación de acuario y calor

Recuerda que las luces de acuario no sólo producen luz, sino que prácticamente todas ellas producen calor, y a veces mucho. Los tipos de iluminación que producen más calor incluyen incandescentes, fluorescentes de alta intensidad y halogenuros metálicos (HQI).

En acuarios más pequeños, pueden causar un aumento significativo de la temperatura del agua, a veces suficiente para matar a sus peces y plantas. Las luces fluorescentes estándar producen menos calor y son una mejor opción para la mayoría de los acuarios. Puedes dejarlos encendidos por largos períodos de tiempo sin peligro, y muchos prácticamente todos los peces y plantas tropicales prosperan bajo la luz fluorescente.

De un tiempo a esta parte, los LED han irrumpido en el mercado y han cambiado algún “dogma” sobre la iluminación de acuario (como por ejemplo el clásico de 1 watio de luz por litro). Además, su precio ha ido bajando paulatinamente y ya podemos acceder a ella sin mayores problemas.

Sin duda, para acuarios estándar son la mejor opción. Para acuarios de cierta profundidad (60 centímetros o más) habrá que ver cómo se portan (aún no he visto opiniones al respecto).

Bajo mi punto de vista, la ventaja principal, más allá del ahorro de consumo que tendremos (que no es poca cosa), es la duración de dichas luces. Los fluorescentes pierden buena parte de su capacidad lumínica al año aproximadamente y, aunque nosotros no lo notemos, nuestras plantas lo notarán.

Esto hace que debamos comprar nuevas luces y que generemos mayor cantidad de residuos.

Según las fuentes, se habla de que un LED tiene una vida media de entre 20.000 y 50.000 horas, e incluso he llegado a leer 100.000 horas. Con que lleguen a las 20.000, ya supone unos 6 años iluminando el acuario 10 horas al día. ¿Mejor que los fluorescentes no crees?

 

 

¿Te ha gustado la información?
[Total: 1 Average: 5]
Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

De acuario
Average rating:  
 0 reviews