Peces de acuario

Órdenes de peces, familias de peces, géneros de peces, especies de peces… La lista es interminable. La podremos hacer todo lo larga que queramos (sólo con Cíclidos podríamos estar hasta el 2025 hablando de ellos).

¿Qué tipos de peces existen? ¿Qué comen los peces? ¿Cómo se reproducen los peces? ¿Cómo respiran los peces?

Hablaré sobre la alimentación de los peces de acuario, la reproducción de los peces tropicales, lo que debemos hacer para que estén sanos y felices (bueno esto no se lo podremos preguntar a ellos pero ya me entiendes 🙂 ).

En esta página hablaré sobre las familias de peces y sus características generales y pulsando en la imagen podrás acceder a la ficha de la especie concreta con toda la información sobre ella.

Carácidos

Tetra neón
Tetra neón

Algunos escritores (Weber, Boulenger y Gery) han asumido que los Carácidos son unas de las más antiguas, tal vez las más antiguas, especies de peces en el orden de las carpas (Cypriniforme).

Boulenger les considera como los ancestros de los Barbos, las anguilas y los peces cuchillo mientras que otros escritores creen que los peces gato son los peces óseos más antiguos que permanecen en la tierra.

Weber describió en 1820 el “Aparato de Weber”, el cual, en el caso de los carácidos y otros peces relacionados, conecta el órgano del oído con la vejiga natatoria que funciona como un sistema de sonido.

Los Carácidos tienen un sentido del oído muy particular, están siempre alerta y también tienen un “sistema químico de aviso” que les permite sentir el peligro y formar bancos.

El desarrollo paralelo de familias de Carácidos en Sudámerica y África, es una de las pruebas de que los dos continentes estuvieron juntos en el pasado. La implicación de esto es que el origen de los Carácidos se remonta a antes de dicha separación (allá por la era Mesozoica) entre 80 y 150 millones de años.

Dentro de los Carácidos encontramos muchas subfamilias y géneros, precisamente por esto no voy a ponerlas todas aquí. Las más habituales en acuarios posiblemente sean los Hemigrammus (tetra nariz de payaso, por ejemplo), Hyphessobrycon (Tetra corazón sangrante) y Paracheirodon (Tetra neón o Tetra cardenal)

TAMAÑO: Lo más curioso de esta familia es que dentro de ella caben las especies clásicas de acuario de pequeño tamaño (por ejemplo, el Tetra neón) pero también muchas de las pirañas, con lo cual nos encontramos con peces de menos de 3 centímetros y otros de más de 25 centímetros.

ACUARIO: El tamaño del acuario varía dependiendo del tamaño de los peces, obviamente no es lo mismo tener un acuario con tetra neones que uno de pirañas. Es cierto que la mayoría son de un tamaño muy contenido, de modo que los podemos tener en acuarios a partir de unos 30 litros. Es conveniente poner cierta vegetación para que se sientan más protegidos.

AGUA: La mayoría de los que encontramos en la afición proceden de Sudamérica de modo que prefieren aguas blandas y ácidas.

COMIDA: Son omnívoros así que aceptarán casi cualquier tipo de comida. Comida comercial, congelada, viva, vegetales. Les sientan bien incluso los guisantes pelados como aporte vegetal.

REPRODUCCIÓN EN CAUTIVIDAD: Tarea nada sencilla, aunque alguna especie es más fácil (por ejemplo, el Tetra del Congo). Son “egg layers”, es decir que dejan caer los huevos a su buena suerte, y encima ellos mismos los depredan. De modo que si incluso consigues generar las condiciones adecuadas para que se animen a procrear, tal vez pierdas toda la puesta porque se la comen (la madre que los p…)

Cíclidos

Con unos 160 géneros los Cíclidos son una de las más amplias familias de peces (diría que la que más). Se calcula que aproximadamente la mitad pertenecen al género Haplochromis. Se estiman entre 1.500 y 3.000 especies que sin duda serían muchas más si no se hubiera producido uno de los mayores atentados contra la diversidad del planeta cuando se introdujo la perca del Nilo en el lago Victoria.

Los Cíclidos se encuentran en tres amplias zonas del planeta muy separadas entre sí : América (Centroamérica y Sudamérica) , África (prácticamente por todo el continente, siendo su zona principal el Valle del Rift) y  en ciertas partes de Asia (India fundamentalmente y también Sri Lanka).

En África están distribuidos por prácticamente todo el continente, siendo su zona principal el Valle del Rift y sus cientos de especies lacustres, sin olvidarnos tampoco de las especies fluviales como por ejemplo el género Pelivachromis (siendo el más famoso posiblemente el Kribensis) y las especies que habitan la isla de Madagascar y su maravilloso y amenazado ecosistema.

En América  la aparición de Cíclidos ya comienza en el sur de Texas y a través de Centro América llega hasta Argentina, pudiendo encontrar Cíclidos también en las islas de Cuba y Haití. Lógicamente la zona más famosa aquí es la cuenca del Amazonas con una gran variedad de especies. Aunque hay que reconocer que hay muchos amantes de los grandes Cíclidos centroamericanos.

En Asia nos los podemos encontrar en el sur de la India y Sri Lanka, aunque es cierto que la variedad de Cíclidos en esta zona del planeta no es muy amplia y son los “olvidados” de esta familia.

La existencia de Cíclidos en zonas tan lejanas del planeta lleva a estudiar la evolución de la tierra desde la existencia de Pangea y la separación en Gondwana y Laurasia. Sí, así de antiguos son los antepasados de nuestros Cíclidos.

Cíclidos de Sudamérica

pez disco Heckel
Pez disco

Más de 225 especies, con estimaciones de 300 especies, de cíclidos se encuentran en toda América del Sur. Se estima que el 75% de ellas habitan en la poderosa cuenca del río Amazonas. Sin embargo, los cíclidos no son los peces más abundantes en este río, ya que constituyen sólo el 6-10% de todas las especies de peces que se encuentran allí.

América del Sur consiste en tres tipos principales de agua: aguas blancas, aguas claras (aguas azules) y aguas negras.

  1.  Los ríos de aguas bravas recogen grandes cantidades de sedimentos de los Andes, lo que le da al agua un color marrón fangoso. Whitewater recibe su nombre de la espuma blanca de los rápidos de las regiones altas. Los ríos de aguas bravas carecen de abundante vegetación. La mayoría de las especies de acuarios se encuentran en zonas tranquilas y atrasadas. Las propiedades del agua de los ríos de aguas blancas son: un pH de 6.8-7.1 y un dH de 3-5. El mejor ejemplo de un río blanco es el río Amazonas.
  2. Los ríos de aguas claras o azules son afluentes que fluyen a través de antiguos lechos rocosos de Brasil y Guyana, donde se liberan pocos sedimentos a los ríos. Las aguas de estos ríos son muy claras y permiten el crecimiento de las plantas. Los ríos de agua clara tienen un pH de 6.9-7.5, y una dureza del agua de 5-12 dH. El Río Xingu y el Río Tocantins son tales ríos.
  3. Los ríos de aguas negras son pobres en nutrientes y de color té o negro por el ácido tánico liberado por la vegetación en descomposición y la madera a la deriva que cae de los árboles. Las aguas negras son cristalinas y han sido comparadas con el agua destilada debido a su falta de minerales disueltos. Los ríos de aguas negras son ácidos (6.0 pH) y blandos, con una dureza del agua poco medible (0 dH). El Río Negro es el más famoso de los ríos de aguas negras.

Entre los cíclidos sudamericanos se encuentran los conocidos peces Ángel, Discos y Óscar. Otros incluyen los Acaras, Cíclidos Enanos (Apistogramma y afines), comedores de tierra (Geophagus) , y muchos otros.

Los cíclidos sudamericanos difieren mucho entre sí en la forma del cuerpo, la coloración, el tamaño y los hábitos de supervivencia. Debido a que difieren tanto, ninguna descripción general de los cíclidos sudamericanos, como un todo, puede ser realizada con precisión.

Loricáridos

Loricárido L260 Hypancistrus sp.
Loricárido L260 Hypancistrus sp.
Hypancistrus inspector L201
Hypancistrus inspector L201

La familia de Loricariidae tiene más de 600 miembros en América Central y del Sur. Incluye, entre otros, los géneros Ancistrus, Chaetostoma, Farlowella, Hypancistrus, Hypoptopoma, Hypostomus, Otocinclus, Panaque, Peckoltia, Pterygoplichthys, Rineloricaria, Scobinancistrus y Sturisoma.

TAMAÑO: La familia de los Loricariidae incluye peces pequeños a grandes; algunos de apenas 3 centímetros mientras que otros superan los 60 centímetros.
Los peces de esta familia suelen nadar en los niveles inferiores, generalmente dependientes de algún elemento del acuario, al que se adhieren.

CARACTERÍSTICAS: Los peces de esta familia tienen boca de ventosa (en inglés les suelen llamar suckermouth) y están protegidos con armadura ósea (en inglés armored catfish, y en alguna ocasión también armoured catfish). Debido al gran número y variabilidad de algunas especies de esta familia, no es posible la identificación correcta de muchas especies.

Muchos peces de esta familia son extremadamente robustos, mientras que otros pueden ser delicados.

TANQUE: El tamaño del acuario varía dependiendo del tamaño de los peces. Para la mayoría, debe tener al menos 70 cm de largo o 80-100 litros. El tanque debe estar dispuesto en colores oscuros y tener plantas flotantes para difundir la luz. El sustrato debe ser fino, para estos peces les gusta excavar. Introduce  lugares para que puedan esconderse entre las rocas, las raíces y la madera.

AGUA: Los Loricáridos pueden tolerar un pH de 6-7,5, pero prefieren el agua ligeramente ácida. Les gusta el agua blanda de 2-14 dH, y requieren una temperatura de 22-28°C.

TIPO DE ACUARIO: La familia Loricariidae es una familia pacífica y nocturna. Estos peces pueden ser combinados en un tanque comunitario con casi todos los demás peces. Muchos Loricáridos son territoriales, y pueden pelearse con otros de su propia especie.

COMIDA: Vivos (gusanos, larvas de insectos, crustáceos). Tabletas. Algunos pueden comer algas, materia vegetal y vegetales. Estos peces deben ser alimentados por la noche.

REPRODUCCIÓN EN CAUTIVIDAD: Algunos peces han sido criados con éxito, pero muchos no.  La reproducción es generalmente difícil (salvo el Ancistrus sp que se reproduce con cierta facilidad) y el engorde de los alevines tedioso ¡Por Dios que despacio crecen!