Plantas

Todo perfecto ecosistema necesita de plantas, y un acuario no iba a ser menos.

Olvídate de las plantas de plástico y busca las vivas. Cuando haga el artículo del ciclo del nitrógeno se verá lo importantes que son.

¿Te suben muy rápido los nitratos? ¿El agua tiene poco oxígeno?  ?Cómo reduzco los fosfatos?

¡Adivina quiénes vienen al rescate!

Las plantas son un elemento clave dentro de nuestro acuario porque reducen las concentraciones de elementos que son nocivos para la fauna del acuario, pero que a su vez son producidos por ellos mismos y es inevitable que así sea (lógicamente hablo de las excreciones de nuestros peces de acuario).

Con la entrada en juego de las plantas conseguimos que el círculo virtuoso de la vida se complete. Las plantas consumen estos elementos nocivos para las plantas y a la vez generan oxígeno que será aprovechado por nuestros peces.

¿No es maravilloso? Lo que nuestros peces excretan (y otra materia en descomposición del acuario), las plantas lo consumen y lo convierten en elementos útiles. Bueno, tampoco pretendo decir que convierten lo malo en bueno, sólo digo que en su proceso vital eliminan elementos negativos (nitratos y fosfatos fundamentalmente) y producen otros positivos (oxígeno).

Ciclo del nitrógeno en acuarios

Si consiguiéramos un equilibrio perfecto entre plantas de acuario y la fauna del mismo, podríamos llegar a tener un acuario en el cual no fuera necesario realizar cambios de agua. Aunque suene descabellado, esto existe y lo llaman Ecosfera.

Decir que son acuarios muy sencillos porque dentro sólo hay gambas de agua dulce que se alimentan de las algas que aparecen en las plantas. Dentro de su sencillez, personalmente me parece algo maravilloso.

Ecosfera Museo Nueva Ciencias Naturales YorkLa siguiente foto la realicé yo mismo en el Museo de Ciencias Naturales de Nueva York. Es una ecosfera enorme, con un montón de Red Cherry (Neocaridina heteropoda) dentro. Calculo que tendría unos 400 o 500 litros ya que medía aproximadamente un metro de diámetro.

Según nos comentó la guía, la ecosfera del Museo de Ciencias Naturales de Nueva York lleva en funcionamiento sin intervención humana unos 8 años.

 

 

 

 

¿Qué necesitan las plantas de acuario?

Pues en principio nada, ya que como comenté al principio se alimentan de los nitratos y fosfatos que van generándose en nuestro acuario.

Lógicamente esto es una simplificación absoluta porque el mundo de las plantas de acuario es tan complejo, si no más, que el de los peces de acuario.

Dentro de las infinitas especies de plantas de acuario que podemos conseguir, las hay que tienen requerimientos prácticamente nulos y hay otras que son muy exigentes en cuanto a luz y necesidades de nutrientes.

Si queremos plantas de altos requerimientos, ya será necesario tener una buena iluminación de acuario, aportar co2 al acuario y seguir una rutina de abonado de macronutrientes y micronutrientes. En general se habla de macronutrientes para referirnos a Nitrógeno, Fósforo y Potasio (el famoso NPK) y de micronutrientes cuando hablamos de Hierro, Zinc, Cobre entre otros.

No sigo explicando porque es un tema bastante extenso y sin duda da para una página específica sobre ello. Me queda en tareas pendientes.

¿Cómo elijo las plantas para mi acuario?

Siguiendo el hilo de lo que he escrito en los párrafos anteriores, cada planta tiene sus necesidades, por tanto, elegiremos las plantas en función de cuánto estemos dispuestos a trabajar para ellas (si preparamos de manera casera el abonado y co2) o de cuánto dinero nos queramos gastar (si compramos abonos comerciales y un equipo de co2 profesional).

Por tanto, éste será el factor limitante que determine hasta qué plantas podemos llegar porque una planta de bajo requerimiento podrá vivir con en las condiciones de una de altos requerimientos, pero no a la inversa. Una Vallisneria estará feliz viviendo en las condiciones que necesita por ejemplo la Eleocharis párvula, pero esta última moriría en condiciones de baja iluminación.

Por último, otro factor a tener en cuenta es el lugar que va a ocupar en nuestro acuario. ¿La queremos en el fondo? ¿o por el contrario irá en la parte delantera? Cada planta alcanza un tamaño y en función de esto, tendrá su sitio en el acuario. Siguiendo con las Vallisneria, si quieres una planta para poner en la parte delantera del acuario, no querrás comprar una Vallisneria gigantea porque conseguiría que no veas nada porque alcanza un tamaño de un metro y medio sin despeinarse.

Géneros de plantas de acuario

Al igual que en el apartado de peces, mi idea es poner aquí una breve descripción del género (en los peces lo hice por familias porque me parece más adecuado por cómo los solemos agrupar) y luego hacer fichas de algunas de ellas, al menos las más relevantes para nuestra afición.

Cryptocoryne

Las plantas del género Cryptocoryne, a las que muchas veces se llama sencillamente Crypts (sobre todo los americanos), se encuentran entre las plantas de acuario más fáciles de mantener.

Esto, combinado con el hecho de que están disponibles en muchas variedades diferentes (de color, tamaños y formas) y que no necesitan cuidados especiales, las convierte en unas de las especies de plantas más populares en acuariofilia. En mi caso, sin duda están en el grupo de mis favoritas.

Lo más importante que debes saber sobre las Cryptocoryne es que no les gusta la inestabilidad. Plantar y volver a plantar llevará a hojas muertas y a un crecimiento muy lento, así que piensa en una posición estratégica para ellas de antemano.

Al igual que muchas plantas de bajo mantenimiento, la iluminación fuerte no les beneficia especialmente e incluso les puede causar daño, por lo que una ubicación con algo de sombra de otras plantas (flotantes) o decoración es una buena idea. La colocación en primer plano o en segundo plano depende del tipo de Cryptocoryne que hayas comprado: algunas permanecerán relativamente pequeñas y estarán mejor en primer plano o en el medio, mientras que otras crecerán muy altas (hasta 50 cm) y son una gran opción de fondo.

Una vez que hayas encontrado la posición perfecta para ellas, puedes plantarlas en arena o sustrato de grava y listo. Como muchas otras plantas de acuario, crecerán mejor con un sustrato enriquecido y muchas fuentes lo consideran obligatorio. Personalmente, en mis acuarios crecen y se reproducen sin problemas sin necesidad de sustrato ni abono.

Cryptocorine

Vallisneria

Las variedades de Vallisneria, también conocidas simplemente como ‘Vallis’, son una especie de planta de acuario muy popular por su parecido con la hierba marina, su rápido crecimiento y su fácil cuidado.

Pueden alcanzar una altura muy variada dependiendo de la especie, desde algunos centímetros hasta más de un metro y medio. Las hojas altas se convierten en un lugar perfecto para que los peces tímidos se oculten.

He llegado a sacar plantas de la variedad Vallisneria gigantea que medían un metro setenta más o menos.

En general son unas plantas sencillas que una vez establecidas, se propagarán sin problemas y tendrás que ir sacando las nuevas plantas periódicamente para que no te invadan el acuario.

Plantando Vallisneria

Debido a las altura que puede alcanzar en algunas de sus variedades, la Vallisneria es fundamentalmente una planta para colocar en la parte posterior del acuario o a los lados de tu acuario. Plantarla es bastante sencillo.

Simplemente entierra tu Vallisneria en el sustrato y, si ya tiene sistemas radiculares extensos, asegúrate de cubrirlos también sin enterrarlos completamente.

Si tienes problemas para evitar que la planta se suelte y empiece a flotar a la superficie los primeros días, puedes poner algún elemento pesado (piedras, troncos, etc.)  a su alrededor para mantener las raíces en su sitio.

Siempre asegúrate de no plantarla demasiado profunda. Si entierras la parte inferior de las hojas, conocida como la corona, puede que éstas mueran después de un tiempo.

Vallisneria gigante y Sturisoma1

Cuidado de la Vallisneria y compañeros de acuario

Como se mencionó anteriormente, el cuidado de Vallisneria no es difícil en absoluto. De hecho, sin duda puede estar en cualquier listado de las plantas de acuario más fáciles e incluso puede sobrevivir en aguas salobres de gama baja y en acuarios subtropicales. Mucha iluminación extra y Co2 no son necesarios, aunque como con todas las plantas son apreciados.

Un punto importante a tener en cuenta es que la Vallisneria no está demasiado agusto en aguas blandas y ácidas y crecerá lentamente o incluso morirá por completo cuando el pH se acerque a 6. Aguas más duras y alcalinas, como por ejemplo en un tanque de guppys, son ideales.

Una vez que tu Vallisneria haya tenido algún tiempo para establecerse, deberías empezar a ver crecimiento. La planta madre aumentará de altura y, después de un tiempo, también comenzará a propagarse enviando hijos en todas las direcciones (se reproduce por estolones).

Una vez que éstas plantas hijas hayan desarrollado algunas hojas y un sistema radicular propio, puede cortarlas y volver a plantarlas o eliminarlas.

Si consideras que tus Vallisnerias se están volviendo demasiado altas y espesas, puedes “adelgazarlas” quitando unas cuantas hojas o estolones. Lo ideal es arrancar desde la parte inferior las hojas que no queramos. También puedes podar hojas individuales cortándolas con un par de tijeras afiladas ; aunque esto suele llevar a la hoja acabe dañada y morirá.

Cuando se trata de introducir peces, la Vallisneria resistirá casi cualquier cosa. Aunque puede caer presa de los voraces goldfish y de las variedades grandes de cangrejos de río, debido a los grandes sistemas de raíces que desarrolla es en realidad una de las pocas especies de plantas que se pueden mantener en un tanque con cíclidos africanos a tasas de éxito razonables.

Espadas Amazónicas (Echinodorus)

La espada amazónica es un nombre común para múltiples especies de plantas del género Echinodorus, como Echinodorus bleheri y Echinodorus amazonicus. Estas exuberantes y verdes plantas en roseta se encuentran entre las plantas de acuario más populares porque son muy fáciles de cultivar, incluso para los principiantes, aunque bajo mi punto de vista son un poco más difíciles que las Vallisnerias o las Cryptocorines.

Plantando espada amazónica

Debido al tamaño que esta planta puede alcanzar (hasta 50 cm o incluso más alto), la espada amazónica se utiliza mejor como planta de fondo en acuarios grandes: las hojas grandes y verdes la convierten en un gran punto focal.

Para plantar tu espada amazónica, simplemente entiérrala en el sustrato (no entierres la corona) y asegúrate de que las raíces estén cubiertas para evitar que vuelva a flotar hacia arriba. Debido a que estas plantas son de crecimiento rápido, apreciarán algunos nutrientes adicionales en forma de tabletas de sustrato o fertilizantes líquidos. Puedes colocarlos cerca de las raíces mientras plantas.

Cuidados de las Echinodorus

Después de que tu espada amazónica haya sido plantada, no hay mucho más que hacer. Esta planta no requiere Co2 extra, aunque no le vendrá mal. Tampoco es necesaria una iluminación muy fuerte: incluso con poca o media luz, las espadas amazónicas deberían funcionar bastante bien.

El crecimiento de nuevas hojas o del tamaño de las ya existentes debe aparecer rápidamente. Asegúrate de vigilar esto y podar donde sea necesario para evitar que las espadas bloqueen demasiada luz y se vuelvan demasiado grandes. Elimina las hojas amarillentas, muertas o moribundas; éstas se pierden y no se reparan por sí solas.

Esta especie enviará estolones y se puedes separarlos de la planta principal y volverlos a plantar donde quieras. Si permites que tu espada amazónica crezca parcialmente emergida, podría producir tallos de flores con pequeñas flores blancas. Es habitual que aparezca un tallo largo que emerja del agua y del que nazca una única flor.